Los operadores están utilizando varias estrategias para determinar si el precio del Bitcoin ya marcó un piso, pero la actividad on-chain y los datos de derivados sugieren que la situación sigue siendo precaria.

Los traders han estado tratando de cronometrar la tan anticipada reversión de tendencia desde que Bitcoin (BTC) comenzó su corrección del 48% a USD 30,000 el 12 de mayo. El movimiento culminó con la liquidación de posiciones largas de futuros por valor de USD 12 mil millones y, hasta la fecha, la confianza de los traders sigue un poco golpeada.

La comunidad comenzó a buscar en todas partes señales de cambio de tendencia, incluidos patrones técnicos, datos de inflación del IPC de Estados Unidos y depósitos de Bitcoin en los exchanges. Por ejemplo, algunos analistas afirmaron que un máximo más alto, seguido de un movimiento por encima de los USD 40,000, sería suficiente.

Sin embargo, dos días después, Bitcoin consiguió superar los USD 40,000, aunque el movimiento no duró más de seis horas. Mientras tanto, otros traders dedujeron que es necesario volver a probar el mínimo de USD 30,000 antes de un posible rebote.

Aunque puede haber pruebas empíricas o incluso lógicas que respalden dichas afirmaciones, los precios del mercado no siempre reaccionan a las noticias externas o a las formaciones gráficas pasadas. A diferencia de las acciones, los inversores en Bitcoin no pueden confiar en los múltiplos de valoración comúnmente utilizados o incluso en comparables.

Por supuesto, una reserva de valor digital es un caso de uso, pero al mismo tiempo, es incensurable y fácilmente transferible. Además, algunos usuarios valoran la convertibilidad de Bitcoin en fiat entre pares fuera de los exchanges regulados por KYC. Otro factor a tener en cuenta son los inversores que están aumentando su cartera de Bitcoin debido a la falta de correlación con los activos financieros tradicionales.

Esta panacea de distintas narrativas y a veces contradictorias crea barreras para modelar el potencial del mercado, el estado de adopción e incluso para medir la eficacia de los últimos acontecimientos.

Algunos aplaudirán a Tesla y a otras grandes empresas por acumular reservas de Bitcoin, mientras que a otros les importa poco quién tiene BTC y se centran en los retos de la escalabilidad y la fungibilidad.

La inclinación de la delta de las opciones: el indicador profesional de «miedo y codicia»

Las opciones de compra (call) permiten al comprador adquirir Bitcoin a un precio fijo cuando el contrato expira. Las opciones de venta (put), por su parte, proporcionan un seguro a los compradores y los protegen de las caídas de precios.

Cuando los creadores de mercado y los traders profesionales se inclinan al alza, exigirán una prima más alta en las opciones de compra. Esta tendencia provocará un indicador negativo de la inclinación del 25% de la delta de las opciones. Por otro lado, si la protección a la baja es más costosa, el indicador será positivo.

Inclinación del 25% de la delta de las opciones de Bitcoin de 30 días. Fuente: laevitas.ch

Una inclinación del 25% de la delta que oscila entre -10 y +10% suele considerarse neutral. Esta situación de equilibrio se mantuvo hasta el 16 de mayo, cuando Bitcoin perdió el soporte crítico de USD 47,000, que había mantenido durante 76 días.

A medida que los mercados se deterioraron, también lo hizo el indicador de la inclinación del 25% de la delta y el costo de las opciones de protección se disparó. Por lo tanto, hasta que la métrica establezca un patrón más neutral cercano al nivel del 5%, parece prematuro decir que el mercado ya marcó un piso.

El suministro activo de Bitcoin indica que las manos débiles deben calmarse

Los traders también controlan el número de bitcoins que han estado activos últimamente. Este indicador no puede considerarse alcista o bajista por sí mismo, pues no proporciona información sobre la antigüedad de las direcciones implicadas.

Suministro activo que se ha movido al menos una vez en los últimos 30 días. Fuente: CoinMetrics

El repunte del 500% del precio desde el 1 de octubre de 2020 y hasta el máximo de USD 64,900 el 14 de abril de 2021, provocó un gran aumento del suministro movido en los meses previos al repunte. Cuando esta métrica presenta un fuerte descenso, indica que los inversores ya no están interesados en participar en los niveles de precios actuales.

Actualmente se han movido 2.2 millones de bitcoins en los últimos 30 días, y esto es significativamente más alto que los niveles vistos antes de octubre de 2020.

Tal y como están las cosas, los traders no deberían pensar que Bitcoin ya marcó un fondo, al menos hasta que el mercado deje de tener tanta actividad en los niveles por debajo de los USD 40,000.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica riesgos, debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo:

La entrada 2 indicadores del precio de Bitcoin sugieren que BTC aún no ha marcado un piso se publicó primero en Criptoninjas.

Previous post Decred y Zcash lideran el top semanal mientras el mercado se halla en plena recuperación
Next post Mercados al día: bitcoin lucha por retomar los 40.000 dólares tras fuerte caída del precio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *